25 ene. 2011

DÍA 21: RUEDA DE CUMBIA



Viernes por la noche, el joven cumbiambero brinca bajo el marco de la puerta de su casa, como quien se prepara para una maratón. La luz amarilla de los postes lo hala como imán para la calle. El golpe del tambor que se siente desde lejos, lo llama. Se amarra bien los cordones de los tenis, se ajusta el sombrero y le dice adiós a su mamá sin mirar hacia atrás. Ella, solo alcanza a gritar: Mijo! Diego! Llévate un bollo… que no vas para tu casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario